15-M: La construcción del acontecimiento

15-M: LA CONSTRUCCIÓN DEL ACONTECIMIENTO

María Jesús Casals. Presentación de 15-M: la construcción del acontecimiento (Madrid, F. de CC. de la Información, 31 de mayo de 2011)

El martes 31 de mayo celebramos en la Facultad de Ciencias de la Información un acto académico que consistió en 5 ponencias y un debate con los asistentes. Comenzó a las 17 horas y allí estuvimos hasta las 20:45. Fue intenso y muy interesante precisamente por el debate y las ideas que se discutieron.

A continuación transcribo mi presentación del 15-M.

Os agradezco a todos que hayáis venido a este acto acádemico que hemos organizado en el Máster en Investigación en Periodismo pero que naturalmente está abierto a cualquier persona que se sienta concernida por el tema que vamos a tratar.

Gracias a las impresionantes imágenes difundidas por todo el mundo el 15-M se ha convertido en un acontecimiento de primera magnitud social.  Ha concentrado y reunido a ciudadanos indignados, de todas las edades, que han querido reaccionar y hacerse visibles en las plazas de las ciudades. Un movimiento que ha sumido en la perpejlidad a políticos, medios de comunicación, sociólogos y comunicólogos. Tal vez por su espontaneidad y rapidez de acción, este movimiento ha interesado más allá de nuestras fronteras, ha logrado primeras planas en periódicos de referencia internacional, como el Washington Post, noticias en televisiones y radios de todas partes, una difusión enorme en las redes sociales y ya hay réplicas en otras muchas ciudades del mundo.

A pesar de su apariencia de movimiento con un cierto componente caótico, lo cierto es que se ha conseguido que ese caos sea creativo, que tienda a un orden comunicativo y reflexivo y, sobre todo, que haya expuesto de forma tan abierta y clara la necesidad de transformación social, necesidad ya convertida en un clamor que está borrando fronteras.

Es evidente que en la Universidad no podemos permanecer ajenos al interés de este fenómeno y por eso estamos hoy aquí. Somos conscientes de que son múltiples los ángulos y enfoques para los posibles análisis del 15-M y que no podemos abordarlos en su plenitud en un acto como este, ni debemos siquiera intentarlo. Pero sí queremos hablar, queremos debatir, pensar, reflexionar, y compartirlo en nuestro ámbito universitario.

Sintetizando mucho, el movimiento 15-M ha tenido el gran eco inesperado, la aceptación tanto racional como emocional por amplísimos sectores de gente por varias razones, como pueden ser las siguientes:

 – Su hábil rechazo de las ideologías imperantes y de las siglas que las simbolizan. Su rechazo también de la clase política con sus privilegios y su lejanía de aquellos a quienes dicen representar, de sus acciones atadas a los intereses de un capitalismo dominante y excluyente.

– El rechazo de la configuración de las sociedades democráticas por lo que se ha denunciado como falsa democracia, empezando por el sistema de representación basado en la actual ley electoral que rige en España.

– El rechazo de los medios de comunicación, conniventes con la clase política, reaccionarios en su gran mayoría, cada vez más lejos de la ciudadanía y del interés real de lo que seleccionan y publican. Estos medios han quedado en evidencia desde el momento en que han titubeado y no han sabido cómo crear el sintagma que defina o describa a los acampados y simpatizantes del movimiento 15-M. Por ejemplo, todas esas denominaciones de exclusión como antisistemas, perroflautas o “los acampados” han puesto al descubierto su construcción del mundo social.

–  La desconfianza hacia los intereses de cualquier empresa de comunicación, incluidas las dueñas de las redes sociales más populares como Facebook o Twetter. El 15-M ha creado incluso su propia red social: https://n-1.cc/ con esta explicación: “Se ha hecho justamente porque creemos en la importancia de las redes para la puesta en común de ideas y el llamamiento a la movilización, pero no queremos seguir utilizando las web 2.0 comerciales debido a que forman parte de un modelo de negocio que nosotros no compartimos”. También, en tan poco tiempo, el 15-M de Sol ha creado su propia emisora de radio: Agora Sol. Estas creaciones comunicativas constituyen un gran órdago para los medios de comunicación hegemónicos.

La creación de un sueño colectivo de que otro mundo es posible. Uno de los carteles más imaginativos en Sol decía: “Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir”. Y otro reivindicaba: “tenemos derecho a soñar”. En un mundo pragmático y consumista, el movimiento 15-M ha logrado resucitar el concepto de utopía.

–  La vuelta de tuerca que significa reclamar la asamblea como medio de participación democrática, algo de difícil asimilación en nuestras sociedades europeas.

– El salto desde la red a la calle para forzar la visibilidad del alcance y significación del movimiento. Quien no quiera darse cuenta de la importancia de este acontecimiento es que está ciego. No sabemos cómo evolucionará el movimiento 15-M. Lo que sí sabemos es que es posible organizarse y reavivar los movimientos sociales como forma política, algo que estaba realmente dormido o en manos de los intereses ideológicos dominantes.

– La exigencia de una sociedad más justa, equitativa y digna. Digna porque el 15-M lo forman múltiples voces ordenadas que reivindican el cumplimiento y extensión de los derechos humanos, del reparto de la riqueza y la justa distribución de los recursos, del respeto a nuestro patrimonio natural y cultural, de la humanización de las ciudades… Piden un mundo que merezca ser habitado, que nos acoja a todos. Y también piden que se cumpla la norma básica en todas las democracias: la separación efectiva de los poderes del Estado.

– Intento de crear un lenguaje social diferente que no se identifique con las ideologías dominantes.

– La reivindicación de un concepto genérico, aunque con la voluntad de dotarlo de significación de convivencia universal: el “sentido común”

– La reivindicación de otro concepto: la ética horizontal. Y de la cultura gratuita, libre y compartida.

– La reivindicación de poder construir nuestra propia historia, nuestra realidad presente y nuestro futuro.

Estos son, en una síntesis apresurada, los rasgos y razones que me parecen más definitorios del movimiento. El nuevo espacio lógico, neoideológico y antiideológico del 15-M.

Los movimientos sociales no suceden de un día para otro sin más, por muy espontáneos que sean. Tienen un largo tiempo de cultivo. El mérito y triunfo del 15-M es haber sabido explosionar sin violencia. Pero con advertencia. Y, de momento, pareciera que esa advertencia se está recogiendo por los políticos con una cierta condescendencia sin haber logrado entender nada. Y esto sí es un problema, creo, de gran magnitud.

Veamos una viñeta de Forges: no he podido aún datarla con precisión pero sé que es anterior a 2007.

¿Qué es lo que hace que estos espléndidos humoristas gráficos- como Forges y El Roto- vayan por delante de muchos opinadores y supuestos analistas? ¿Qué está pasando con la razón de las ideas, con la racionalidad de las palabras? Yo no tengo respuestas pero sí creo que hay opiniones claras, inteligentes y valientes, que se publican, pero pasan inadvertidas en medio del ruido político y del ruido del espectáculo. Por ejemplo, esta pregunta de Enrique Lynch, escritor, extraida de un artículo publicado por El País ayer:

“Algo muy grave está ocurriendo a la vista de todos. Se está construyendo un mundo sin reglas, en el que la ONU autoriza intervenciones neocolonialistas como la de Libia, se toleran asesinatos («el procedimiento escogido no ha sido el más correcto, pero sin duda el mundo está más seguro sin Bin Laden», le he oído declarar a Vargas Llosa), se legitima el uso de la tortura y se emula la acción directa del terrorismo, la guerra en nombre del mantenimiento de la paz mientras se mantiene un campo de concentración como Guantánamo en pleno siglo XXI. No es nuestro mundo sino el de Harry el Sucio, una tierra de nadie».

Las revueltas árabes ayudaron a repensar nuestro mundo, no hay duda. Yo no creo en absoluto que estemos ante una réplica de estos acontecimientos de Túnez, Egipto y Siria, sino que nos hallamos ante un estallido de esa enorme burbuja del engaño y la explotación por ese suprapoder transfronterizo que constituye el mercado financiero. Y termino mi reflexión introductoria con una nota que me escribió en facebook una estudiante de nuestro máster sobre el movimiento 15-M:

Estas manifestaciones pueden contribuir como cualquier otra propuesta a la defensa de una democracia real. Me parece imprescindible conocer nuestro pasado para entendernos y comprender el presente; y la importancia de las ideologías como forma de vida e impulso de cualquier acción, siempre y cuando no seamos víctimas de ellas o se reduzcan a etiquetas que nos impidan avanzar. Como la tradicional división de las dos Españas por ejemplo, con el bipartidismo que en cierta forma, la maneja y alimenta. Es posible que en este presente podamos considerar más importante lo que tenemos en común que lo que nos diferencia, o sea enriquecedor tener en cuenta ideologías nuevas.

Por eso me parece significativo que este movimiento promovido por los jóvenes, pero que incluye a ciudadanos de cualquier edad, no se defina ideológicamente a la izquierda, a la derecha o al centro, da igual, o que lo haga con un nuevo lenguaje, para que además de no ser excluyente, sea integrador. Y que tampoco sea vinculado a partidos políticos o definido por otros de forma oportunista, pues cada uno puede encontrar o no su causa de adhesión. Y por último, lo considero en cierto modo, un movimiento reconciliador, signo de madurez en la sociedad, o del paso del tiempo. Una de las cosas más destacables es su carácter ciudadano, asambleario y social; que nos sentemos a debatir sin que la ideología o a quién vote el otro nos impida verle como un compañero.

Este es el espíritu que respiro ante el 15-M y el que he visto durante mis visitas a Sol. Y por esta realidad tan en cierto modo exultante y nueva estamos hoy aquí con el fin de analizar y debatir diferentes aspectos desde distintos ángulos de conocimiento.

Primero va a hablar el prof. Jorge Lozano, catedrático de Semiótica de la UCM y director del GESC, Grupo de Estudios de Semiótica de la Cultura, grupo al que pertenecen los intervinientes de esta mesa. El prof. Lozano hablará sobre conceptos comunicativos fundamentales: lo fático, el contagio, la creación del acontecimiento.
En segundo lugar, intervendrá el prof. de la Universidad Rey Juan Carlos Pablo Francescutti con una ponencia sobre periodismo y medios.
En tercer lugar, el doctor Marcello Serra, especialista italiano en comunicación, analizará los gestos y actitudes de los indignados de Sol.
Las ponencias tendrán una duración de unos 10-12 minutos. A continuación habrá un debate que intentaré moderar lo mejor posible, es decir, que espero que haya muchas preguntas o sugerencias.

Dijo George Orwell, ese gran escritor, que «en una época de universal engaño, decir la verdad constituye un acto revolucionario».  Dado el mundo que tenemos ni siquiera aspiramos a decir la verdad sino a preguntarnos por ella o por la significación de las cosas, también un acto revolucionario y exigible en el espacio abierto de la Universidad. Un espacio que debe formar ciudadanos críticos.
Gracias de nuevo a todos por estar aquí.

Madrid, Facultad de CC. de la Información (UCM), 31 de mayo de 2011

De izquierda a derecha: Marcello Serra, Pablo Francescutti, Jorge Lozano, Raúl Magallón y María Jesús Casals. Sala de Conferencias (F.CC.Información, Edificio nuevo), 31/05/2011. Foto. Jesu Marín

Pablo Francescutti y Jorge Lozano

La Puerta del Sol de Madrid acumula historia. En la foto, proclamación de la II República. Alfonso Sánchez Portela, 1931, Ministerio de Cultura

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 15-M: La construcción del acontecimiento

  1. teres puente dijo:

    ¡¡¡Gracias por poner al alcance de todos este espacio!!!
    Reaparecen las ganas de vivir compartiendo… que de las cosas más hermosas de la vida…
    (Cuánto tiempo creyendo que estaba sola con mi indignación…)

  2. Pingback: 15-M: La construcción del acontecimiento (via Alétheia-MuiP Revista digital) | jesumarin

  3. jesumarin dijo:

    He subido la primera parte del audio del debate sobre el 15-M para el que quiera oírlo, se puede escuchar directamente o descargar en mp3- http://www.archive.org/details/DebateSobreEl15-mlaConstruccinDelAcontecimiento12Ucm

    Cuando consiga subir la segunda la posteo por aquí.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s