Ágiles, esbeltas, intactas. Cuatro poemas de Héctor Acebo

Ágiles, esbeltas, intactas 

Por Héctor Acebo

Otto Mueller: «Tres desnudos en el bosque» (1911)

 

COSMÉTICA DE ESTRENO

Huid de la ciudad. Echaros al monte.

O dedicad una noche entera

a explorar la orilla de un arroyo.

¡Pero huid, no perdáis más el tiempo:

hay sospechas de que ese tono

rosa chicle de vuestros labios

lo conseguisteis mascando chicle!

(Madrid y Santiso, 2010-2011)

******************************

A UNA HERMOSA QUINCEAÑERA

Acércate, silenciosa.

¿Por qué cierras

cada noche la puerta

de tu cuarto?

                      Nada haría

más grave que recostar

mi cabeza sobre tus muslos:

y decirte quedamente:

—Ésta es la ocupación

más alta que puede

alcanzar un hombre.

(Santiso, septiembre de 2011)

**************************

IMPERFECCIONES

No te maquilles demasiado.

No exijas eliminar

la imperfección. Admite

una cierta imperfección

y una imperfección cierta.

(Madrid, octubre de 2011)

********************

BLANCO EN LO BLANCO

Quererte es igual

que musicar un poema.

(Madrid, diciembre de 2010)

Ernst Ludwig Kirchner: «Marcella» (1909-1910)

Héctor Acebo es poeta, escritor, periodista y estudiante del MUIP 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s